Insecticidas


Modo de acción

El Modo de Acción (MdA) de un insecticida se refiere a la acción que este ejerce en el insecto blanco; por ejemplo, inhibidores de la acetilcolinesterasa, moduladores de canales de sodio, agonistas del receptor nicotínico de la acetilcolina, etc.

Clasificación de insecticidas por MdA

El esquema de clasificación desarrollado y aprobado por IRAC se basa en los mejores datos disponibles acerca del modo de acción de los insecticidas.

Nuestro objetivo es que los usuarios de insecticidas y acaricidas conozcan los grupos de MdA y que esto sea una de las bases para desarrollar, a lo largo de toda la campaña, un manejo sostenible de gestión de resistencias basado en alternancia, secuencias o rotaciones de insecticidas y/o acaricidas con diferente MdA. Para ayudar a retrasar la aparición de resistencias se recomienda encarecidamente que los agricultores y productores incluyan además otros métodos de control en los programas de manejo de insecticidas y/o acaricidas.

Para descargar la clasificación de insecticidas por MdA haz click aquí

 

MdA. Resistencia en el punto de acción y resistencia cruzada

En la mayoría de los casos, la resistencia no sólo afecta negativamente al compuesto sobre el que se genera, sino que a menudo también confiere resistencia cruzada a otros compuestos químicamente relacionados. Esto es debido a que productos de un mismo grupo químico suelen afectar a un sitio de acción común, por lo que se considera que comparten un mismo MdA.

Una causa habitual de desarrollo de resistencia es una modificación genética en dicho sitio de acción. Cuando esto sucede, la interacción entre el compuesto y su sitio de acción se ve afectada y el insecticida/acaricida pierde su eficacia. Puesto que todos los compuestos englobados dentro de un sub-grupo químico comparten un mismo MdA, hay un alto riesgo de que la resistencia desarrollada confiera automáticamente resistencia cruzada a todos los compuestos del mismo sub-grupo. Este es el concepto de resistencia cruzada dentro de una familia de insecticidas o acaricidas químicamente relacionados y supone la base de la clasificación de MdA de IRAC.

 

Uso de alternancia o secuencias de diferentes MdA

Las estrategias de MRI tienen como objetivo prevenir o retrasar la evolución de resistencias a los insecticidas o ayudar a que una población de insectos en la que ha aparecido resistencia retome su susceptibilidad. Un MRI eficaz es por tanto un elemento importante para mantener la eficacia de los insecticidas. Es importante reconocer que normalmente es más sencillo prevenir proactivamente la aparición de una resistencia que recuperar su susceptibilidad de forma reactiva. En cualquier caso, la clasificación del MdA de IRAC siempre proporcionará información valiosa para el diseño de estrategias eficaces de MRI.

La experiencia ha demostrado que todos los manejos de resistencia a insecticidas y acaricidas eficaces tratan de minimizar la selección de resistencia para cada tipo de insecticida o acaricida. En la práctica, las alternancias, secuencias o rotaciones de compuestos con diferentes grupos de MdA son una recomendación sostenible y eficaz en MRI, lo que minimiza la selección para cada grupo de MdA. La clasificación de IRAC es una ayuda para seleccionar los insecticidas adecuados en estos tipos de estrategias de MRI.

Las aplicaciones se suelen agrupar en series o bloques de MdA que se definen por el estado de desarrollo del cultivo y la biología de la plaga en cuestión. El asesoramiento de expertos locales siempre debería ser tenido en cuenta con respecto a las series y tiempos de aplicación. Puede ser aceptable realizar varias aplicaciones repetidas con productos de un mismo MdA dentro de cada serie de aplicaciones, pero entonces las generaciones sucesivas de la plaga no deben ser tratadas con compuestos del mismo MdA.

 

Mecanismos de resistencia no basados en el sitio de acción

Está demostrado que la resistencia de los insectos y ácaros a los insecticidas y acaricidas puede, y frecuentemente lo hace, ser el resultado de un incremento del metabolismo (actividad enzimática) de la plaga. Estos mecanismos de resistencia metabólica no están ligados a ningún sitio de acción específico y, por tanto, pueden conferir resistencia a insecticidas de más de un grupo de MdA. Cuando se haya descrito este tipo de resistencia metabólica y se conozca el espectro de la resistencia cruzada, es posible que ciertas alternancias, secuencias o rotaciones de ciertos grupos de MdA no puedan utilizarse. Del mismo modo, existen mecanismos de penetración reducida del producto fitosanitario dentro del insecto o cambios en el comportamiento del insecto que también pueden conferir resistencia a múltiples grupos de MdA. Cuando se sabe que dichos mecanismos aportan resistencia cruzada entre grupos de MdA, el uso de los insecticidas deberá ser modificado convenientemente.

Cuando el o los mecanismos de resistencia no son conocidos, el uso inteligente de alternancias, secuencias o rotaciones de compuestos de diferentes clases de MdA sigue siendo una técnica de manejo de resistencias plenamente válido, puesto que dicha práctica siempre minimizará las presiones de selección.